Al seguir navegando, acepta la utilización de cookies o tecnologías similares que utilizamos, incluidos socios terceros para la correcta navegación de este sitio, la difusión de publicidad específica y contenido pertinente respecto a sus centros de interés así como los análisis de utilización del sitio. Con el fin de seguir mejorando la protección de sus datos personales, hemos actualizado nuestra política de confidencialidad Más información

Un actor responsable

grosfillex_une_production_responsable.jp

Eco-responsable desde siempre, el grupo Grosfillex ha sabido aplicar su espíritu pionero al servicio del desarrollo sostenible, tanto en los materiales como en los procesos de transformación utilizados.

En el ámbito de las materias, se ha suprimido el cadmio de las formulaciones desde el año 1996 y se ha sustituido el plomo por el calcio zinc a partir del 2003, iniciativa aprobada el mismo año por el CSTB.

Hoy en día, todas las materias primas utilizadas son conformes con las exigencias Reach que garantizan productos sin peligro para el usuario, y son 100% reciclables

Orientada hacia el futuro y líder, Grosfillex encabeza el grupo de investigación SYRIMAP (ignifugado eco-compatible), proyecto subvencionado que totaliza una inversión de 4 millones de euros.

En el conjunto de los centros de producción en Francia, el alumbrado se renovó con LEDs y denle los procesos, antes de finales de 2019, el enfriamiento de los equipamientos industriales se producirá totalmente con instalaciones de última generación sin GEI  (Gas de Efecto Invernadero) y enérgicamente potentes.

Además, en asociación con EDF, el grupo ha implementado un PPE - Plan de Prestaciones Energéticas - que le permiten realizar acciones de reducción de los consumos de energías (variación de velocidad, máximo aprovechamiento del uso del aire comprimido, maximización de la recuperación de las calorías retiradas por el proceso y que se utilizan para calentar las naves industriales…).

Grosfillex ha reducido al máximo su consumo de agua gracias a circuitos de enfriamiento cerrados y específicos para cada uso, y no genera ningún residuo vinculado a los desechos de producción gracias a la selección de instalaciones internas de reciclaje y regeneración que permiten un re-empleo de las materias primas. Todos los demás residuos de la empresa también se clasifican para valorización.

Otras iniciativas como el transporte colectivo de los asalariados y el coche compartido o la instalación de almacenes satélite en los países europeos regularmente suministrados, también participan en la reducción de la huella medioambiental.